C/En Sanz, 6 - pta. 9. 46001 Valencia. Tel: 963 256 294
TwitterFacebookASK IvapsanLinkedIn IvapsanGoogle Plus + Ivapsan

Menu Secciones

Escrito por en mar 2018 en Blog | 0 comentarios

Resumen de mi vida

Este artículo lo puedes leer en aprox.: 2 minutes

 

Acoso-laboral[1]

Esta historia sucede entre los años 2005 y 2013.
Voy a hablaros de tú a tú ya que no me apetece que sea muy cargante este relato.
Yo nací en 1999, y a día de hoy tengo 18 años, si os soy sincero sólo puedo asegurar que de mis 18 años vividos, 3 de ellos valen la pena, el resto… pues no mucho, pero, para eso estamos aquí, para demostrar que “por muy difíciles que sean las cosas, el ser humano tiene la capacidad de superarlo”.
Mi día a día en ese entonces, 2005 hasta 2013, se resumía en despertarme cansado por las mañanas por culpa de mis padres que, como siempre, estaban discutiendo a todas horas, además mi padre abusaba de mí, tanto físicamente como verbalmente sin ninguna razón.
Después de salir del infierno de casa que tenía, llegaba al infierno Vr.2.0, el cual era el colegio. En el cual no tenía amigos, nadie, siempre que hacía alguno me traicionaba y se volvía contra mí, sólo porque los que me hacían bullying eran “guais” y al final tuve prácticamente a todo el colegio contra mí, incluido PROFESORADO, sí, sé que suena absurdo, pero así era.
Y bueno, ese era mi día a día, escalando una montaña de desgracias una tras otra, sin fin. En ese entonces, lo único que quería es que todo acabara, que todo ardiera, y que consumieran las cenizas de todos los que me hicieron daño alguna vez.
Después de todo esto durante muchos años, llegué a la consulta de Justa sobre 2013, gracias a mi tía y a mi madre.
Me acuerdo perfectamente de ese día y nunca lo olvidaré, lo primero que pensé al ver a Justa fue, “Que hago aquí, ¿Por qué se preocupan por mí ahora?”. Da igual, ya es tarde, estoy muerto”, yo decía eso teniendo 13 años WOW.
No podía imaginar en ese momento que años después volvería a sonreír, siquiera una vez.
Después de mucho tiempo con ella, sesión tras sesión, fui recuperando la confianza en mí mismo, y lo más importante, las ganas de VIVIR. Lo que para mí parecía imposible, ella lo logró por y para mí.
A día de hoy puedo asegurar que soy una persona feliz y plena, ya que gracias a Justa y mi esfuerzo conseguí superar todos los baches que la vida puso ante mí.
Gracias por todo, Justa.

Anónimo

 

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>